Testimonios

Me ha venido muy bien, especialmente para darme cuenta  que tengo que tomar las riendas de mi vida, disfrutar de mi libertad, estar en paz conmigo y seguir aprendiendo en el crecimiento personal. He podido ver y comprender muchas de las cosas que me pasan en el presente y que no sabía a qué se debían. Recomiendo el proceso a todo aquel que quiera conectar con su verdadero ser y liberarse de la prisión de la mente. Estefi.

Soy renacedora desde hace cinco años y tuve la oportunidad de tomar sesiones con Mario, experimenté la absoluta presencia con un amor incondicional que nunca antes había experimentado hasta ese momento, y que al reconocerlo, se ha ido manifestando en mi día a día. Noelia.

imagen de manosTransformando mi respiración conseguí abrirme a la consciencia que reside en mi interior. Me he reencontrado conmigo misma y YO he cambiado mi vida. He aprendido a perdonarme, perdonar y evitar la culpa, el juicio y el qué dirán. He sanado mi interior, me quiero más y aunque no lo creáis, me quieren más, siento el amor en todas las personas que me rodean. Digamos que soy la versión mejorada de mi misma. Marina.

Iniciarme en la terapia del renacimiento ha sido fruto de un largo camino hacia el interior para desbloquear creencias negativas que me han ido limitando en mi día a día y sobre todo en mi capacidad de sentir. Mario es un excelente guía en este particular viaje, me he sentido realmente acompañado con su cercanía, comprensión y cariño. Para mí no fue un camino fácil ya que puedo decir que ha sido una de las experiencias más intensas, junto a preciosos momentos de liberación tras procesar y soltar sentimientos aprisionados durante años. Animo al que lea este testimonio que sea curioso/a y se deje guiar por Mario. Manuel.

Me he sentido muy cómoda desde el primer momento, acompañada y bien dirigida, para mí es muy importante sentirme en confianza y en las sesiones lo he conseguido, además de ser tratada con paciencia. Recomendable a todas las personas que sientan la necesidad de avanzar. Marcela.

Me encantó la entrega y la atención de Mario y su capacidad para mantenerlas durante toda la sesión. Roberto.

 

Gracias por vuestras palabras y por vuestra voluntad de cambio.