Nacimiento y personalidad

En Rebirthing trabajamos lo que se conoce como “guión natal”, que es el periodo que transcurre desde la concepción hasta los primeros meses de vida del bebé. Te darás cuenta de que nacimiento y personalidad van de la mano.

Es el primer éxito en la vida que tendrá el bebé, será un modelo que el subconsciente tenderá a repetir cuando se enfrente a logros, momentos cruciales o de cambio. El bebé hará sus propias interpretaciones de lo que sucede y sacará las primeras conclusiones de lo que es la vida, forjando fortalezas y creando creencias limitantes. En Rebirthing se trabaja para fortalecer las cualidades positivas y para ayudar a superar e integrar aquellas que se interpretaron o marcaron de manera negativa.

 

Cuanto mayor apoyo y amor reciba el bebé, mayor será su confianza en la vida y en sí mismo.

 

CONCEPCIÓN

Generalmente los padres ponen expectativas y sueños en torno al bebé, van posicionando sus pensamientos y deseos antes de que esté en camino, en otras palabras, van arando un terreno en el que el bebé crecerá. No se dan cuenta pero ya están influenciando al bebé, crecerá en un ambiente en el que se espera algo de él/ella, y estas expectativas las percibirá emocionalmente: si querían niño o niña, si era deseado o no, si era la excusa para casarse, si venía para “salvar” el matrimonio, etc.

 

GESTACIÓN

La madre y el bebé están en constante intercambio, y no solo a nivel químico, también emocional, así que todo lo que la madre sienta y experimente será crucial para el desarrollo del bebé.

Es muy importante que la madre vigile su alimentación, haga ejercicio y se cuide, pero a la par que eleve la calidad de sus pensamientos, que atienda sus emociones en todo momento y que se sienta querida y apoyada.

El entorno, la situación social, laboral, económica, el estrés…influirán sin duda alguna en el estado emocional de ambos, e irán edificando juntos sus fortalezas y debilidades.

La implicación de la figura paterna será muy relevante en cuanto al desarrollo de la autoestima.

nacimiento y personalidad

 

NACIMIENTO

Del periodo comprendido entre la concepción y los primeros 9 meses de vida, el nacimiento es lo que más va a determinar la personalidad del bebé.

El nacimiento ha ido perdiendo paulatinamente su esencia, ha pasado de ser un momento íntimo y amoroso  a ser una intervención quirúrgica más. Se ha restado poder a la madre, no se le cuida emocionalmente, hay cierta frialdad…en definitiva, situaciones que lejos de apoyar el proceso, lo desnaturalizan.

Aun siendo un nacimiento respetado y lo más natural posible, no dejan de suceder situaciones “traumáticas” para el bebé. Pasa de un estado líquido a gaseoso, de sentir calor a sentir frío, de la oscuridad a la luz excesiva, de no respirar a respirar, de estar en contacto con el amor de su madre a sufrir separación y pasar por muchas manos, etc. Son cambios muy importantes y decisivos que necesitan del mejor de los acompañamientos posibles, para que el bebé los transite de la manera más favorable.

Si a todo esto le sumamos complicaciones como problemas respiratorios, fórceps, vuelta de cordón, cesárea, parto prematuro, riesgo de muerte de la madre, etc…el bebé tendrá más motivos para asimilar que la vida no es un buen lugar.

nacimiento y personalidad

 

En Rebirthing ayudamos a las personas a procesar las memorias del nacimiento, ya que éstas están incidiendo en ellas de manera inconsciente a la hora de encarar su presente.

Con la respiración consciente conectada y la mentalidad creativa se trabajan las creencias o traumas que hayan asimilado en sus primeros momentos de vida.

 

A continuación el enlace de un vídeo acerca de las influencias del nacimiento:

 

Conoce los beneficios del Rebirthing.