Círculos de hombres

Tienes que proveer, ser fuerte, protector, valiente, el cabeza de familia, has de competir y ser el mejor, no te puedes rendir, no puedes llorar…

¿Cuánto daño nos ha hecho este aprendizaje y cuánto daño hemos causado por este error de propiocepción?

La represión de la verdadera masculinidad tiene muchos damnificados, pero los primeros somos nosotros. Aprendimos a congelar nuestro corazón para encajar en un rol impuesto que arrastramos desde hace siglos, desconectándonos así de nuestra verdadera esencia, alejándonos de la felicidad y del amor entre hermanos.

Las mujeres llevan muchísimos años sanando su femeninidad, ¿cuándo nos vamos a sumar a este movimiento? ¿cuándo vamos a trabajar la parte que nos toca y complementarlas? ¿cuándo vamos a ser el hombre que el mundo necesita verdaderamente?

La sanación ocurre cuando yo no trato de ser adecuado, sino cuando comprendo que en este instante soy como soy porque estoy en transición, transformándome, y durante mi transformación no voy a responder a las expectativas del mundo ni a las de nadie, probablemente ni a las mías.

Círculos de hombres es un espacio de crecimiento personal y de sanación, un espacio seguro, respetuoso y libre de juicios. Nos reuniremos de manera sincera para compartir, para sentir, para intimar a un nivel profundo, para vernos de igual a igual sin pretender ser quien no somos, para hermanarnos, para aprender los unos de los otros, para despojarnos de los clichés, de los tapujos, de nuestros miedos y vergüenzas… en definitiva, para ser quien verdaderamente somos y no quienes nos dijeron que debíamos ser.

Círculos de hombres

 

Si la propuesta resuena contigo, no dudes en contactarme:

https://www.respirayama.com/contacto

Si deseas más información sobre la asociación “Círculos de hombres” aquí podrás ampliarla:

http://circulosdehombres.es/

 

Un fraternal abrazo.